Hoy 05-01-11

05 Jan

PakistanHace ya unas semanas, el Presidente iraquí talibán manifestó que nunca firmaría el Decreto de ejecución del exministro de Asuntos Exteriores y Vicepresidente del Gobierno Sadam Hussein, Tarik Aziz. Aquella noticia fue como una señal luminosa de que todavía existían gobernantes para los que no regía la norma del “Vae victis” (¡Ay de los vencidos!). Suponemos que el Presidente iraquí es islamista y que el derrocado Tarik Aziz es cristiano.

Hoy nos llega la noticia de que uno de sus guardaespaldas ha asesinado al Gobernador del Punjab, provincia paquistaní. El Gobernador era islamista pero cometió el gravísimo delito de intentar salvar de la ejecución a una cristiana paquistaní “Aisha Bibi” cuyo delito: “Blasfemia” consistió en negarse a renegar de la fe cristiana, es decir, no volver a su originaría fe islamista.

La cristiana Aisha Bibi no quiere renegar de la –según la Sra. Valenciano “misógina” religión cristiana- y la muy “testadura” está dispuesta a morir por no retornar a la ginéfila o filógina religión islamista de la que el Gobierno al que pertenece la Sra. Valenciano ha convertido en su aliada civilización.

¡Cosas veredes, Sancho!

Sura LXVI versículo 10 (Corán) “Dios propone como ejemplo a los infieles la mujer de Noé y la de Loht; estaban bajo el imperio de dos hombres justos de entre sus servidores; ambas han sido pérfidas con sus maridos; pero esto no les sirvió de nada contra Dios. Se las ha dicho: entrad en el fuego con los que entran”.

Ah! Y en el paraíso de la perla del Caribe, en Cubita la bella, como deben sobrar funcionarios, pues no se sabe cuantos miles a la p. rue. A lo peor hasta los Castro y el negro Fernández van a tener que ponerse a trabajar. Nueva versión del Génesis: ¿Cuántos Adanes y Evas van a ser expulsados del paraíso?

¡Sigue viendo cosas, Sancho!