Y que uno teme que aquí hay más Don Opas que Rodrigos……

02 Mar

Un dicho ancestral predica que “el hombre propone y Dios dispone” al que los misóginos y algún cachondo añadió aquello de que “ …y la mujer todo lo descompone”.

Vaya por delante que no comulgo con la coletilla pero lo que sí sé es que en plenas Navidades 2010, cuando andaba entregado a la ardua tarea de preparar el IVA correspondiente al 4º T 2010 con su resumen anual; el 110 de retenciones con su resumen anual y el 115 y el 123 también con sus correspondientes resúmenes anuales para presentar –y pagar- durante enero 2011, recibo dos amenas notificaciones de la Hacienda Pública en las que me convocan a sendas inspecciones de los años 2007 y 2008 a cuyo efecto solicitan papeles a destajo lo que obtuvo una pérdida de tiempo hábil de prácticamente mes y medio. Es decir, que a mi provecta edad me han usurpado más de cuarenta y cinco días no sólo improductivos sino dedicados a facilitarle a la Hacienda Pública -esa de la que somos todos aunque, como en la Granja de Orwell donde todos los animales eran iguales pero unos más que otros; todos los datos conducentes a que me sableen. Las reclamantes eran mujeres.

Quise recordar aquél sermón de las Bienaventuranzas donde el Nazareno decía “Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia………”. Y yo me pregunté y que será de los que sufren persecución por la injusticia. Cuando lo haya conseguido saber, lo aclararé.

Trataré pues de reanudar el tracto comunicativo si me quedan fuerzas para sobrevivir al tsunami fiscal que, sin duda, me vendrá encima y todo para colaborar a que los catalanes creen embajadas en el exterior, a que ayuden los generosos gobernantes a los gays y lesbianas de Zimbabue y a que en Andalucía se lo merienden en lugar de aplicarlos a las provisiones obligadas. Todo eso por ejemplo.

Eso sí, como sepan nuestros sagaces inspectores que das una ayuda a un pobre de solemnidad para sostenerlo habitualmente de modo que pueda ir superando su infortunio, le impondrán el correspondiente impuesto sobre la renta para evitar enriquecimientos injustificados. ¡Faltaría más que se pudiese malvivir sin siquiera pagar impuestos!

No me ofrece duda de que más de un lector de estas líneas dirá aquello de que: si lo inspeccionan es porque han detectado alguna irregularidad. Pues no; la injusticia la hacen a ver si detectan alguna irregularidad. Los que así piensan lo hacen como un necio que habiéndolo invitado a un ágape festivo y gratuito recusó su asistencia “porque al final acabarán pidiendo algo”.

Cambiando de tercio y sin pretender traer ni a los de Flandes ni a los legionarios –si es que queda alguno tras el desmantelamiento de que vienen siendo objeto- se viene oyendo hablar de serias revueltas en el Magreb y Próximo Oriente donde ya han despachado a Ben Alí en Túnez, a Mubarak en Egipto y a pique están de hacerlo con el Beduino Libio y …..Alá dirá del resto.

Los conspicuos y sesudos gobernantes occidentales no paran de apoyar, animar y defender a los rebeldes y de conminar a los gobernantes a que se vayan.

Estoy seguro de que los motivos de su conducta estriban en procurar la implantación de regímenes democráticos en las zonas afectadas. No les cabe duda, supongo, de que conocedores de su concepción teocrática del Estado a que pertenecen, están esos pueblos plenamente capacitados para tras el “un hombre, un voto”, se van a autogobernar chiies y sunies como verdaderos hermanos en el Profeta.

Pues uno, no se lo acaba de creer. Cree más bien que los verdaderos “hermanos musulmanes” serán quienes asuman el poder en los respectivos Estados y, como les está mandado, Corán y Ley Sharia y a morir por Aláh y su Profeta. Eso si no anda Al Qaeda por medio en busca de otro D. Opas que le permita el acceso a Al Andalus. Y que uno teme que aquí hay más Don Opas que Rodrigos……

 

Hasta Mañana.