Noviembre 2014

14 Nov

Mentiras, corrupción, cobardía e ilegitimidad

Érase una vez un cura al que los parroquianos feligreses habían calificado como el padre biológico de todos los hijos de soltera que nacían en la feligresía.